4ta Conferencia Regional de Partería Profesional Quito, Abril 2013

BELGICA PAOLA HIDALGO-MODELOS DE ATENCION PARTO

Parto y Derechos Humanos

El 31 de mayo y el  et 1° de junio del 2012, el  Bynkershoek Institute organizó, en la Facultad de Ciencias Aplicadas de la Universidad de la Haya (Holanda), la Conferencia Interancional sobre Parto y Derechos Humanos.

Entre los conferencistas, pudimos encontrar a figuras emblemáticas de la atención respetuosa del parto como Ina May Gaskin, Jennie Joseph, Michel Odent… ; a antropólogas y sociologos como Robbie-Davies Floyd, Barbara Katz Rodham, Raymond de Vries y a militantes de los derechos sexuales y reproductivos como Farah Díaz Tello (National Advocates for Pregnant Women), Gunilla Kleiverda (Women on Waves).

Es posible ver videos realizados durante la conferencia en la página del proyecto One World Birth, de la doula y cineasta Debra Pascali-Bonaro.

Contamos con poca cobertura por parte de medios y participantes hispanohablantes.

Se trata de la primera vez que el parto es analizado seriamente desde el punto de vista legal y en el contexto de los Derchos Humanos Universales. Esto se debe a un contexto particularmente injteresante en Europa : en diciembre 2010, la Corte Europea de Derechos Humanos se pronunció favorablemente ante un recurso de Ana Ternovszky, ciudadana húngara quien apeló a dicha corte cuando, embarazada de su segundo hijo, no podía acceder a un parto en casa.

La partera de Ana Ternovszky, Agnes Gereb, se encontraba entonces enfrentado cargos debido al fallecimiento de un bebé durante un parto en casa. La juez encargada de su caso declaró que ella era alguien « de quién se debía proteger a las mujeres ». Sin embargo, ningún médico en los hospitales húngaros es objeto de juicios si un bebé muere durante su trabajo.

Agnes no podía ejercer su trabajo de partera cuando Ana Ternovszky la necesitaba. Dos años después, esta partera (y también médica gineco-obstetra) sigue en prisión.

En diciembre del 2010, la Corte Europea de Derechos Humanos se pronunció acerca de dos aspectos de suma importancia para las mujeres húngaras y europeas. Según la Corte, al prohibir el parto en casa y perseguir a las parteras/obstetrices/médicas que lo practican,

 –             El estado húngaro violaba el derecho a la intimidad de las mujeres

–              El estado húngaro violaba el derecho a la no-discrimincación.

« El 14 de diciembre de 2010, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos dictaminó que … establece el derecho a que se respete la vida privada y familiar (Ternovszky/Hungría). El Tribunal declaró que la «vida privada» incluía aspectos de la identidad física y social de la persona, como el derecho a que se respete su decisión de tener hijos o no, del que se deriva el derecho a elegir las circunstancias para ello. »

Gracias a este fallo, la legislación húngara cambió y actualmente el parto en casa ya es explícitamente permitido. Sin embargo, que sea permitido no significa que sea accesible : existen muchos frenos y limitaciones para que pueda ser una opción real para las mujeres.

« Un hijo si yo quiero, cuando yo quiero…. Y dónde quiero ? » Quién decide las circunstancias y el lugar del parto?

Comunmente se acepta sin ninguna dificultad que las madres sean quiénes deciden acerca de la crianza de sus hijos hasta al rededor de los 18 años. Es raro que instituciones exteriores a la familia intervengan en estas decisiones. Con el parto es otra cosa : desde mediados del siglo XX, la norma es le parto hospitalario.

Los sitemas de salud, la facultades de medicina, las compañías de seguros y los medios de comunicación consideran al parto en el hospital como la única posibilidad sensata.

En algunos países como Inglaterra, Bélgica, Holanda, los partos fuera del hospital son permitidos e integrados en el sistema de salud. Sin embargo, se los presenta como una opción marginal y limitada a ciertos casos. La mayoría de veces   es el médico quién decide si es una opción aceptable, en los mejores casos es la partera/obstetriz… rara vez se considera a la mujer como la autoridad definitiva con respecto al lugar en dónde se da el parto. Por qué ?

El paradigma del riesgo como referencia en los sistemas de salud

Istvan Marton, gineco-obstetra húngaro explica la lógica de la atención obstétrica en Hungría (que es la misma que en cualquier país del mundo). Se trata de una obstetricia defensiva : la responsabilidad legal del parto es del hospital y nunca se considera que la mujer, la parturienta, sea el sujeto que posee el poder definitivo de decidir las circunstancias de su parto.

Esta situación se vuelve dramática en ciertas ocasiones, ya que segun una ley de 1997, en Hungría, a partir de las 24 semanas de embarazo, el personal médico es considerado responsable de la supervivencia del feto y debe tomar decisiones en función de sus intereses, en detrimento de los deseos e intereses de la madre : articular la atención obstétrica al rededor del feto es un enfoque que opone los intereses de la mujer a los del feto, limitando la libertad de las futuras madres.

Sin embargo, otro enfoque es posible : si se considera a la mujer como a un individuo responsable de sus decisiones, se puede pasar de un enfoque centrado en los riesgos a otro basado en las capacidades y habilidades (« skills ») :

–              capacidad de la mujer de decidir qué es lo mejor para ella y su hijo/a

–              habilidad de la partera/obstetriz de responder a las situaciones que se presentan en un parto y de diferenciar las situaciones fisiológicas (que son de su margen de acción) de las patologías (que requieren de un cirujano)

–              habilidad del médico de responder a una urgencia

Actuelmente, sólo se toman en consideración los riesgos del parto a domicilio y siempre con el objetivo de limitarlo o de impedirlo. Se omite el hecho que estos riesgos son construidos en un contexto social, legal y médico precisos. Ningún riesgo es absoluto.

Algunas preguntas para (no)concluir

Quién tiene acceso al parto en casa en cada país ? Quién no tiene acceso ? Las mujeres que no tienen información suficiente, qué acceso tienen ? Y qué pensar de los sistemas de salud organizados únicamente al rededor del parto hospitalario ? Qué papel juegan los seguros médicos y planes de medicina pre-pagada en el acceso al parto en casa ?

Quién se beneficia de la falta de acceso al parto en casa ? Y si todos los partos sin complicaciones estuviesen gestionados por parteras/obstetrices, qué haríamos con los gineco-obstetras excedentarios ?

Qué intereses limitan el parto en casa ? Son económicos ? Es tan difícil el reconocer que las mujeres tienen la capacidad de tomar decisiones por su propia cuenta ?

Cuál es el objetivo de limitar el parto en casa ?

Quién se esconde detrás del interés del feto ? El estado ? La iglesia ? El poder médico

Mitos de la salud, mitos de la medicina

En todo debate se corre el riesgo de la diabolización de los argumentos contrarios. La posibilidad de un diálogo constructivo solo es posible cuando se trascienden las emociones negativas que los argumentos contrarios pueden generar. Al ver el reportaje sobre el aumento de las cesáreas en el programa «Mitos de la salud » los sentimientos que me invadieron fueron de consternación, frustración y decepción.

Consternación porque hay una serie de afirmaciones que son falsas y que, presentadas por figuras que encarnan la autoridad (en este caso la autoridad médica y mediática), son percibidas por un público que, al no tener otras fuentes de información, las considera como verdaderas

La principal afirmación completamente FALSA que se ha expresado directa o indirectamente en el reportaje es que la cesárea es más segura que un parto vaginal. En realidad, ocurre todo lo contrario y artículos médicos de publicaciones científicas reconocidas mundialmente (en este caso el American Journal of Obstetrics and Gynecology) demuestran que hay mayores riesgos para la madre y el bebé en el caso de cesáreas electivas y programadas con respecto a partos por vía vaginal, incluso cuando estos también son programados (ver el artículo : http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16846577)

Frustración porque al lado de las afirmaciones simple y llanamente falsas, hay medias verdades o más bien, afirmaciones que sin ser falsas no son completamente verdaderas.  Según los médicos entrevistados, el sedentarismo de las mujeres urbanas sería la causa de mayores dificultades para parir. Hacen esta afirmación como si se tratara de la única explicación posible de un hecho que, efectivamente, parecer ser reconocido por estudios recientes (ver este artículo del antes citado American Journal of Obstetrics and Gynecology : http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0002937812002736). Sin embargo, para ser honestos y científicamente rigurosos, el sedentarismo como LA causa de las dificultades del parto puede ser considerado como una HIPÓTESIS, es decir, una proposición que debe ser demostrada para poder considerarla como científicamente válida. Dónde están las EVIDENCIAS -de cualquier disciplina cientifica- que demuestren que el sedentarismo es la causa de los partos más largos en ciertos contextos ? Como antropóloga soy sensible a la teoría del bipedismo como factor dificultante, pero la adqusición del mismo ocurrió hace 6 millones de años… no es suficiente para explicar las evoluciones actuales. También discutimos este asunto en el siguiente artículo.

De hecho, en el estudio más reciente y extenso -que ya hemos citado anteriormente-, la conclusión apunta más bien a los patrones de la atención (« suggesting that the prolonged labor is mostly due to changes in practice patterns »).

Otra hipótesis que es al menos tan válida desde el punto de vista científico que la del sedentarismo, sería que en el contexto de los partos institucionalizados (hospitales y clinicas) con una atención médica intervencionista las necesidades fisiologicas, psicológicas, culturales y afectivas de las parturientas no son respetadas (las mismas se han discutido en el siguiente artículo).

Decepción porque como feminista y profesional comprometida en la búsqueda de métodos que garanticen una mejor y mayor salud de la mujer, como militante laica comprometida en la difusión del libre examen que soy, me parece lamentable que se induzca en la mente de las personas ideas que por más científicas que se pretendan, son parciales y, por rende, intelectualmente deshonestas.

La deshonestidad intelectual me parece evidente cuando se presenta el dramático caso de Caroline Lovell, la activista australiana y defensora del parto en casa fallecida tras una complicación de su parto sin asistencia en casa es presentada como la prueba de que el parto vaginal es peligroso. Lo que ocultan en este reportaje es que esta mujer sufrió de la imposibilidad de ser atendida por una obstetriz durante su parto porque las nuevas leyes australianas sancionan la atención del parto en casa por parte de profesionales. Tampoco se informa del hecho que fue una obstetriz quien acudió varias horas luego del parto y urgió el traslado a un centro de asistencia. Su vida se sacrificó sobre todo porque en países como Australia y Hungría el parto en casa es visto como lo presentan en el reportaje : como un parto, por lo menos desaconsejable, cuando no como una aberración.

Sin embargo, un fallo de septiembre del 2010 de la Corte Europea de Derechos Humanos http://humanrightsinchildbirth.com/  insite en que el decidir las circunstacias (y el lugar) del parto son es un DERECHO que debe ser considerado y regulado por los estados en el sentido de crear un cuadro legal que permita el acompañamiento por profesionales. En el Ecuador, este derecho es respetado y esperemos que siga siéndolo.

No creo que se deba aconsejar a las mujeres el dar a luz sin anestesia ni de evitar una cesárea cuando hay signos de que el parto vaginal no está siendo la mejor opción. Al contario, en este artículo defiendo incluso que las mujeres puedan elegir dar a luz por cesárea si así lo desean. Siempre y cuando sea una decisión informada, sopesada y fundamentada en el deseo de la madre.

Pero mi práctica como acompañante del parto me ha demostrado que muchas de las cesáreas son IMPUESTAS a las pacientes por sus médico tras un procesos de manipulación. Muchas mujeres que he acompañado durante el embarazo y que deseaban dar a luz por vía vaginal se veían sometidas a una cesárea por razones discutibles desde el punto de vista médico.

Cuándo veremos un reportaje sobre otros mitos de la medicina como la necesidad de inducir un parto a partir de las 40 semanas, incluso cuando, tras exámenes rigurosos, el feto da signos de buena salud y las arterias y placenta parecen funcionar correctamente ? O sobre los misteriosos bebés que amenazaban con ser « demasiado grandes » para nacer vaginalmente y que, tras ser extraidos por cesárea programada, presentan signos claros de prematuridad ?

No creo en ningun castigo bíblico que justifique el someterse a un dolor innecesario. Sin embargo he visto de cerca cuán diferente es la percepción del dolor al vivir las contracciones estando inmovilizada en una fría camilla de un hospital y al estar sumergida en agua a la temperatura del cuerpo. En el primer caso es una tortura, en el segundo una experiencia intensa, pero sobrellevable.

Una útima palabra a los médicos amigos : quienes lo hacen basándose en el respeto absoluto de las necesidades de la parturienta y de su familia sabrán que las mujeres que confiamos en ustedes somos sus más fieles aliadas ante los intentos de descalificar su trabajo. Cuénten con nosotros, pero déjennos hablar por nosotras mismas.

Para los otros, que seguramente practican su arte convencidos de que hacen lo mejor, les invito a atreverse a oir a sus pacientes y entender sus necesidades. A veces la respuesta del miedo al dolor más adecuada y empoderante NO ES UNA CESÁREA, si no libertad, intimidad y compañía contínuas e incondicionales, una atención que se centre en sus necesidades y no en la autoridad y en las agendas de sus carreras.

Células-madre en la sangre menstrual? Una falsa buena noticia

En muchos países el nogocio de la extracciòn y almacenamiento de las células-madre a partir de la sangre del cordòn umbilical florece y enriquece a unas cuantas compañías inescrupulosas.

Inescrupulosas porque mienten por omisión a sus (futuros) clientes : cuando les venden sus servicios, les venden la idea que están haciendo el acto último de protección de la salud de sus bebés. Lo que no les dicen es que al firmar el contrato de extracción de las células-madre, están sometiendo a sus bebés al clampeo precoz del cordón umbilical (es decir que, en lugar  de esperar a que el cordón umbilical deje de latir por sí solo, lo van a cortar inmediatamente después del nacimiento).

El clampeo prematuro del cordón umbilical perjudica al bebé de varias maneras :
1.    Desde siempre, el organismo del recién nacido ha dependido del aporte de oxígeno (y del resto de elementos indispensables para la sobrevivencia) de la sangre de su madre. Al nacer, el bebé debé conquistar su autonomía y lograr respirar por sí solo. Pero este cambio no es automático. Varios minutos después de que el bebé empieza a respirar, la sangre del cordón umbilical continúa aportándole oxígeno, haciendo que el paso de un modo de supervivencia al otro sea suave, progresivo, equilibrado.
2.    De la misma manera, en el cordón no solo hay oxígeno. Hay también otros elementos importantes como el hierro. Se calcula que el clampeo precoz provoca un déficit del mismo, provocando anemia en muchos casos

Y por qué no preguntarse si en el cordón umbilical hay células-madre, tal vez sean necesarias en ese momento para el bebé… retirarlas no equivaldría a privarle de las mismas en un momento crucial de su vida ?

En fin… ni hablar de los « bebés-medicamento » concebidos con el objetivo de aportar células madre a otros bebés (hermanos ya nacidos) que por causa de enfermedad necesitan células-madre para curarse…

Entonces, quienes sabemos esto, nos alegramos al leer que en la sangre menstrual hay células-madre ! Qué buena noticia (al parecer) ! Ya no se seguirá sometiendo a los recién nacidos al clampeo precoz del cordon para extraer las células-madre!

Pero… pensándolo bien, la noticia no es tan buena!

Sin una reglamentación del comercio de nuestro patrimonio biológico y genético (leche materna, células madre…) que PROHIBA el enriquecimiento a partir de « servicios » relacionados con su extracción, tratamiento, almacenamiento… descubrimientos como este no son necesariamente una buena noticia.

La buena noticia sería que los Estados garanticen la posibilidad de que TODAS las mujeres puedan recolectar y almacenar las células madre de su sangre menstrual, caso contrario, estamos hablando de otro negocio que utiliza en BIEN COMÚN, para dar acceso a la salud a unos cuantos privilegiados…
l

Récit de naissance dans la paille

Il y a 2011 ans, une femme enceinte voyageait à dos d’âne à travers la Palestine. Elle s’appelait Marie et elle était accompagnée de Joseph, l’homme de sa vie.

La nuit commençait à tomber et elle a dû se rendre à l’évidence que les douleurs qu’elle ressentait régulièrement depuis le début de l’après-midi, n’étaient pas simplement le fruit de la fatigue… son bébé allait arriver !

Elle a demandé à son compagnon de faire une pause. Ils se sont donc arrêtés juste à l’entrée de Bethléem.

En descendant de son humble monture, elle ressentit le besoin de marcher et de danser. Son compagnon a souri en la voyant bouger ses hanches en cercle pendant qu’il la suivait vers la première auberge qu’ils aperçurent.

Cette auberge-là, comme toutes les autres qu’ils ont visités, était remplie de voyageurs : plus de place pour qu’ils puissent passer la nuit au chaud !

Le compagnon de notre parturiente a expliqué leur situation à un homme qui leur a proposé de s’abriter dans une crèche, près des grottes des bergers, le temps de trouver une solution.

Ils sont arrivés à la crèche où une vache dormait paisiblement et a accueilli les visiteurs avec un regard plein de tendresse. Marie a croisé ce regard et s’est sentie réconfortée. Elle rassuré son compagnon. Elle se sentait bien à cet endroit, il était éloigné du bruit et du passage, il faisait calme et les étoiles brillaient comme jamais elles n’avaient brillé.

Il est parti chercher une sage-femme, pendant que Marie a continué à danser et à chanter, suivie du regard doux des animaux qui, habitués aux cadences des naissances de leurs petits, lui ont apporté une compagnie silencieuse.

Marie a changé sa danse circulaire par des mouvements qui la ramenaient vers le sol couvert de paille, elle s’est agrippé à une poutre et a laissé son dos s’étirer, sentant ses hanches pendre pour retrouver spontanément la jolie danse circulaire, rythmée par sa respiration haletante.

C’est dans cette position que son bébé a commencé sa descente vers la Terre. Marie accueillit avec ses deux mains la tête minuscule couverte d’un duvet si doux… puis le corps s’est glissé sans efforts en dehors.

Le bébé est né dans le silence et l’obscurité les plus absolus et sa première respiration fut accompagnée par la respiration de trois autres mammifères.

Blotti contre le sein de sa mère et complètement calme, ce petit d’homme n’a connu d’autre bruit que la voix de sa mère, d’autre odeur que celle de sa peau et d’autre sensation que la paix et l’amour.

C’est ainsi que toute une partie de l’Humanité a connu puis a oublié la source de tout amour pour les autres êtres et pour la Terre.

Rappelons-nous !

Robin Lim, une sage-femme pour nous inspirer

Robin Lim est arrivée en Indonésie attirée par la manière dont cette société traite les enfants: avec du respect « comme s’ils étaient des petits dieux ou déesses ».

Elle a découvert les taux impressionnants de mortalité maternelle, dus aux hémorragies post-partum. Pour elle, l’alimentation en est la cause: le riz qu’on mange en Indonésie est pauvre en nutriments…

Elle ouvre le Yayasan Bumi Sehat (Healthy Mother Earth Foundation), qui offre des soins aux mères, aux futures mères et à l’ensemble de la population.

Dans cette vidéo, vous pouvez découvrir son travail, aux côtés d’autre personnalités. Du bon sens est nécessaire pour offrir des services d’accompagnement qui rendent aux femmes leur confiance!

félicitations aussi Robin Lim, pour avoir reçu le prix « héro de l’année » 2011!

Vivir simplemente y no equivocarse en el camino!

Cada vez que me veo confrontada a la creencia de que para ser feliz hay que trabajar mucho para consumir mucho y ser feliz de esa manera, recuerdo esta historia. Para mí, ella condensa la filosofía de la simpleza voluntaria, a la cual trato siempre de dirigirme:

Un hombre de negocios pasaba sus vacaciones en un pueblo costero. Una mañana advirtió la presencia de un pescador que regresaba con su destartalada barca.
“¿Ha tenido buena pesca?”, le preguntó.
El pescador, sonriente, le mostró tres piezas: “Sí, ha sido una buena pesca”.
El hombre de negocios miró al reloj: “Todavía es temprano.Supongo que volverá a salir, ¿no?”.
Extrañado, el pescador le preguntó: “¿Para qué?”.
“Pues porque así tendría más pescado”, respondió el hombre de negocios.
“¿Y qué haría con él? ¡No lo necesito! Con estas tres piezas tengo suficiente para alimentar a mi familia”,
afirmó el pescador.
« Mejor entonces, porque así usted podría revenderlo”.
« ¿Para qué?”, preguntó el pescador, incrédulo.
« Para tener más dinero”.
“¿Para qué?”.
« Para cambiar su vieja barca por una nueva,mucho más grande y bonita”.
« ¿Para qué?”.
“Para poder pescar mayor cantidad de peces”.
“¿Para qué?”.
“Así podría contratar a algunos hombres”.
“¿Para qué?”.
“Para que pesquen por usted”.
“¿Para qué?”.
“Para ser rico y poderoso”.
El pescador, sin dejar de sonreír, no acababa de entender la mentalidad de aquel hombre. Sin embargo, volvió a preguntarle: “¿Para qué querría yo ser rico y poderoso?”.
“Esta es la mejor parte”, asintió el hombre de negocios. “Así podría pasar más tiempo con su familia y descansar cuando quisiera”.
El pescador lo miró con una ancha sonrisa y le dijo:
“Eso es precisamente lo que voy a hacer ahora mismo”.

Quand j’étais doula

Avant de vous raconter comment c’était quand j’étais doula, je dois vous raconter comment je suis arrivée à le devenir.

Pre-histoire

En 2004, me voilà enceinte et remplie de questions. Je découvre le monde des « birthactivists » ou militants de la naissance… et, comme beaucoup d’autres internautes polyglotes, je fais connaissance des versions francophones, espagnoles et anglaises du mouvement pour l’humanisation de la naissance.

C’est parmi les anglophones que je découvre le mot doula et je tombe sous le charme de cette figure qui me faisait penser aux sage-femmes d’un autre temps, n’ayant pas d’autre outil que leur présence rassurante, leur savoir de mères et de femmes.

Pour mon deuxième accouchement, en 2007, j’ai brièvement pensé à faire appel à l’une des quelques doulas belges qui débutaient. Mais finalement, je me disais qu’il y avait déjà trop de monde prévu pour ce moment, que je voulais intime avant tout.

C’est avec les grossesses et accouchements d’amies et de connaissance que j’ai accompagné que, sans m’en rendre compte, j’empruntais le chemin…

Mais quand j’ai voulu aller plus loin, je me suis heurté à une évolution que je n’avais pas prévue : l’accès à la « certification ».

En Belgique -au moins dans le monde francophone-, à l’époque, la seule formation qui m’attirait et qui permettait de se « certifier » comme doula coûtait une (petite) fortune… et s’étalait sur 4 ans !

Je me suis mise à douter : pour moi, les doulas ne doivent pas nécessairement savoir beaucoup de choses, apprendre beaucoup de techniques… puisqu’elles ne doivent RIEN faire. Leur raison d’être et leur efficacité relevait de leur capacité à accompagner dans la discrétion et dans la singularité des besoins de chaque femme.

Pleine de doutes, je me suis quand-même inscrite à une séance d’in-formation avec Michel Odent et Liliana Lameers… et me voilà partie pour quelques jours à Londres, pour rencontrer d’autres femmes qui, comme moi, étaient passionnées par les accouchements et les idées de Michel Odent.

Au bout des 3 jours de cette aventure, je partais heureuse d’avoir pu écouter Liliana parler de son expérience. J’ai ressenti que j’avais ce qu’il fallait au fond de moi. La certification ? ça ne m’intéressait plus du tout !

Un détour pour y arriver

Mais, ma vie prenait un chemin inespéré : le retour aux racines, à mon pays, aux Andes qui m’ont vu naître. Je voyais ce voyage comme une mise entre parenthèse de mon désir de débuter comme doula… mais les choses se sont déroulées différemment aux plans initiaux : le projet auquel j’étais censée participer n’a pas pu démarrer, me voilà sur place et sans « projet » (sans boulot quoi…).

Belle opportunité de m’impliquer dans le réseau local pour l’humanisation des naissances, les aidant notamment à créer un blog (qui n’a malheureusement pas été alimenté depuis…), organisant des formations pour des employés des dispensaires de santé et même comme consultante sur l’adaptation des salles d’accouchement aux besoins culturels des femmes. Une opportunité unique, rêvée… aussi pour rencontrer des sages-femmes empiriques des communautés andines et des villes. J’ai découvert l’ancien art des accoucheuses : manteo, encaderamiento, des vertus de certaines plantes et produits animaux… mais j’ai surtout compris que, dans ce coin du monde, les sage-femmes empiriques sont amenées à pratiquer leur art dans les hôpitaux et aux côtés d’autres prestataires (occidentaux, le plus souvent)… comme les doulas dans les pays du Nord.

Étrange découverte que d’entendre les récits de ces femmes qui se sont initiées à 13 voire 12 ans comme sage-femmes, souvent aux côtés de leurs mères ou sœurs. Une d’entre elles m’a confié « quand ma mère a commencé à crier, j’ai su que le bébé était en train d’arriver et j’ai mis les mains ! » Le savoir qui est en soi…

J’ai décidé de me lancer : hop, quelques contacts, quelques billets sur un blog crée cette fois-ci avec le but de faire la promotion de ma pratique et voilà mes premières clientes !

El 6 mois, j’ai pu accompagner 3 naissances (en plus des 3 accouchements que j’ai accompagnés quand je travaillais pour l’UNFPA, en tant que consultante), notamment deux accouchements à domicile, aux côtés d’un médecin exceptionnel, un ami et un frère dans le chemin de la naissance respectée !

Maintenant, je sais que rien n’est aussi beau qu’une femme qui cherche en elle-même sa force pour donner la vie et que rien n’est plus sacré que le mot et le geste justes pour l’aider dans sa recherche.

Et maintenant ?

Retour à la vie européenne. Besoins différents. Pas possible de poursuivre dans cette voie… pour l’instant. Mais je cherche encore une sorte de force, de lumière (et surtout des ressources financières !!!), qui me permettront, peut-être, de revenir vers cette voie que j’ai découverte…

entre temps, reste le blog !

Inspiraciones canadienses

Hace un par de días me enteré de la respuesta valiente e inteligente de una asociación de defensores del parto domiciliario de Québec. Comparto con ustedes unos párrafos de la misma. Esperando pueda inspirales.

“En el número de octubre 2011 de la revista “Enfants Québec”, el presidente de la Asociación de gyneco-obstetras de Québec, Robert Sabbah, afirma que los partos en casa, aunque legales en su país, son incaceptables según su punto de vista. Para este doctor “Dar a luz en casa es criminal, irresponsable y peligroso”.

Una falta de respeto

Estas afirmaciones son una falta total de profesionalismo y de respeto ante las muejres. De la misma manera, van en contra de de los datos científicos actuales, los cuales demuestran la seguridad de los partos domiciliarios (ver especialmente el meta-análisis Olsen que se basa en 607 estudios sobre el tema de los partos en casa y sobre la cual se basa el Consejo de evaluación de los proyectos piloto de las casas de parto, para recomendar al domicilio como un lugar acpetable para la la práctica de las obstetrices – http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/9271961).

Estas afirmaciones mancillan y desprestigian el trabajo de las obstetrices de Québec, las cuales continúan teniendo que confrontarse desde hace años a esta ctitud desdeñosa o, en el mejor de los casos, a la ignorancia imperdonable de demasiados médicos. Recordemos que en Québec, la obstetriz es la única profesional que propone sus servicios en diversos lugares, incluyendo el domicilio. Por lo tanto, las frases de Robert Sabbah equivalen a afirmar que la profesiona de obstetriz se ejerce de manera criminal, irresponsable y peligrosa.

Además, las declaraciones de este médico contradicen ampliamente el código de deontología de los médicos que estipula que “el médico que ser dirige al públicop debe comunicar una información factual, exacta y verificable. Esta información no debe en ningún caso contener ninguna declaración de naturaleza comparativa o superlativa que denigre o menosprecie un servicio o bien propuesto por otro médico u otro profesional (artículo 88.01). De la misma manera, “el médico que expone opiniones profesionales a través de los mediod debe conformarse a los datos científicos actuales…”(artículo 89).

Más allá de la desinformación

En otros lugares del mundo, como en Inglaterra, el Colegio real de los ginecólogos-obstetras llegó a la conclusión que demasiados bebés nacen en los hospitales y que sería bebéficos aumentar la tase de nacimientos FUERA del hospital ( www.bbc.co.uk/news/health-14145862)…. »

Pueden encontrar el artículo original en francés en el siguiente enlace:

http://www.cyberpresse.ca/le-soleil/opinions/points-de-vue/201110/19/01-4458842-pour-en-finir-avec-la-resistance-des-medecins-face-a-laccouchement-a-domicile.php

 

Nuestra Señora del Abismo

Ella aparece sin ser llamada. Por lo general, cuando algo no sale cómo esperado o cuando la realidad nos pone a prueba.

Sus frases preferidas son “Ya ves? Eso te pasa por querer salirte con la tuya”, “Tienes que sacrificarte”, “No pierdas el tiempo”…

Nuestra Señora del Abismo acecha, juzga, critica, mide, compara… Le encanta tener razón!

Pero no tiene nunca razón. Eso lo sé… y sin embargo, cuando aparece para susurrarme maldades, me cuesta responderle.

Durante mucho tiempo, cuando me daba cuenta de que ya estaba merodeando de nuevo, lo que quería es que se callara, no oirla… trataba de gritar más fuerte que ella, hacía esfuerzos por no oirla, le huía

Luego, quise refutarle una por una sus mentiras, desenredar sus trampas, demostrarle que estaba equivocada… Inútil: ella no razona es pura maldad irracional, envidia… Lo que es diferente a ella, no tiene derecho a existir.

Ahora, lo que mejor funciona es reirme de ella, burlarme inteligentemente… ella no entiende el humor, y no se ríe… pero si yo logro hacerlo, no me importa, he ganado.

%d blogueurs aiment cette page :