El machismo disfrazado de piropo


Me llegó una de esas cadenas con un texto supuestamente escrito por Gabriel García Márquez… Pobre Gabo! Le hacen decir cada barbaridad.

Ahora resulta que el premio Nóbel se dedica a darnos consejos de « exquisitez ». Mejor les pongo el dicho texto:

EL DULCE SABOR DE UNA MUJER EXQUISITA

‘Una mujer exquisita no es aquella que más hombres tiene a sus pies, sino aquella que tiene uno solo que la hace realmente feliz. Una mujer hermosa no es la más joven, ni la más flaca, ni la que tiene el cutis más terso o el cabello más llamativo, es aquella que con tan sólo una franca y abierta sonrisa y un buen consejo puede alegrarte la vida. Una mujer valiosa no es aquella que tiene más títulos, ni más cargos académicos, es aquella que sacrifica su sueño temporalmente por hacer felices a los demás. Una mujer exquisita no es la más ardiente sino la que vibra al hacer el amor solamente con el hombre que ama. Una mujer interesante no es aquella que se siente halagada al ser admirada por su belleza y elegancia, es aquella mujer firme de carácter qué puede decir NO.’

Auxilio! Y no es que GGM sea famoso por su feminismo o por su pluma emancipadora en cualquier sentido… Pero nunca escribiría semejante idotez, no creen?

Qué es eso de medir mi valor, como ser humano, en función del « sacrificio de mis sueños » ?

Y qué es eso de medir mi « exquisitez » en función de con quien hago el amor? Y si quiero simplemente gozar de mi cuerpo? Con mi amante, sola o con el amor de mi vida… y si quiero solamente sexo? No soy exquisita? Dejo de ser una mujer dulce y me pongo agria… o amarga?

Es una mujer (una mujer inteligente!) quien me mandó esta cadena. Qué puede haber en estas líneas que seduzca a una mujer inteligente? Ser fiel, ser reservada, ser discreta es más fácil y lleno de mérito que ser espontánea, libre y agresiva?

Qué nos han hecho? Qué nos han quitado? Cómo recuperar el raciocinio que nos permita ver de frente al enemigo?

Publicités

2 responses to this post.

  1. Posted by vero on 5 août, 2008 at 1:06

    debo haber sido yo la que te mando la cadena, porque ya la he leido, si acaso no lo fui….upps, pero si fui yo no pienso que las cadenas (estas )sean símbolos o banderas y tampoco creo que sea una « exquisitez » estar sumisa esperando en un rincón obscuro ser el manantial de inspiración para un ser de paso…para nada, tendré más cuidado sobre las cadenas que mando y que me mandan. cuidate. un besito 🙂

    Réponse

  2. Posted by ecohumanist on 5 août, 2008 at 10:37

    tranqui, Vero, que no fuiste tú! jeje!
    fue otra mujer inteligente!
    a mí, lo que me gusta de las cadenas estas es que son « leña de todo fuego »: si son chéveres pues te hacen pasar un buen momento… si son malas, pues se les puede utilizar para lanzar un debate… y henos aquí, coincidendo en lo esencial, no?
    besos!

    Réponse

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s

%d blogueurs aiment cette page :