Laura Gutman sobre la maternidad invisible



La maternidad como sometimiento solo es pensable en un contexto de negación del vínculo con los otros.
Reivindicar una maternidad gozosa solo es posible al rehabilitar la interdependencia humana, más allá de dar prioridad a las necesidades del niño (y en eso tomo mis distancias con L Gutman)
Concevir la relación madre/hijo como prototípca de la interdependencia permite superar el « problema » de la maternidad como lugar de sometimiento : la utopía consiste en crear una sociedad en donde haya la posibilidad del placer en el contacto con el otro, en donde haya el tiempo para gozar de la proximidad, en donde hayan los recursos para dedicarse a la relación.
La revolución está en el cuidado.

Publicités

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s

%d blogueurs aiment cette page :