Proyectar su parto, planear el nacimiento : nociones fundamentales, de la teoría a la práctica


Un « plan de parto » es un documento contractual en el cual los futuros padres desciben el tipo de atención que desean durante el parto.

En la página de de referencia en español « El parto es nuestro », se lo define en estos términos : « manifestación de voluntad escrita, el ejercicio del derecho de cualquier usuario a decidir libremente, a consentir o no consentir sobre las intervenciones médicas que se le propongan ».

Acto voluntario que establece las bases de una comunicación concreta con el personal médico y las bases del trato que los futuros padres esperan recibir, el plan de parto no es un simple documento. Es el resultado de un proyecto, de un proceso de reflexión que ha madurado a veces desde antes de la gestación.

Sophie Gamelin, autora y animadora del sito http://www.projetdenaissance.com, define el proyecto de parto o de nacimiento de esta manera :

« El proyecto de parto permite a los futuros padres el proyectarse hacia el momento del parto y de la acogida del bebé. Para ellos es una oportunidad para reflexionar acerca de lo que desean, para expresar sus deseos, para clarificar el contrato de cuidado con el personal médico y para negociarlo (hasta el último minuto) y así ser actores de estos momentos. El mismo puede evolucionar durante el embarazo, ser oral o escrito. Se recomienda redactar una síntesis de algunos puntos esenciales para incluirlos en la historia clínica. » (traducción personal).

Es inegable que redactar un plan de parto puede ser una aventura rica en aprendizajes constructivos para la pareja, para la futura madre. Lanzarse en la concepción de dicho documento puede ser una oportunidad única para confrontarse con la realidad de lo que es un parto en el contexto de (hyper)medicalización actual, a condición de que la redacción sea fruto de une reflexión conciente y se haga acompañada de información y discusión acerca de cada posibilidad relativa al proceso (poder negarse a actos protocolarios inútiles como rasurado, enema, introducción de vía intravenosa, monitoreo contínuo, posición litotómica,…). No será así si la futura madre o la pareja se limitan a copiar-pegar un documento-tipo, como circulan miles en foros, blogs y páginas web. El intérés de estos documentos es innegable (es mejor que nada !), pero nunca podrá empoderar a los protagonistas de la misma manera que un proyecto construído a base de descubrimentos personales de lo que es necesario, verdaderamente necesario, durantel un parto : libertad, respeto e intimidad.

Sin embargo, qué pensar de la capacidad de un plan de parto para re-equilibrar las relaciones de poder entre paciente y personal médico ? Cómo conseguir que un contrato como este sea eficaz cuando no se realiza entre « iguales » ? Bastará con conseguir la firma del ginecólogo en el plan de parto para que la integridad física, emocional y social de la parturienta sean respetadas durante el parto ?

Dos obstáculos existen para este efecto:

Antes del parto : lograr que el plan de parto sea aceptado.

Imposible pensar siquiera en que un plan de parto figure en la historia clínica de la paciente si la institución en la cual se va a desarrolar el parto aplica protocolos rígidos, universales. Pero el interés de este tipo de acto es aún más grande en este contexto : proponer un diálogo con la institución acerca de cómo se desea parir nos puede revelar lo que la institución quiere esconder. Si el lugar en dónde voy a parir no acepta el diálogo, si el médico con el cual quiero parir no está dispuesto a discutir acerca de cómo debe ser mi parto, entonces tal vez sea necesario cambiar de proyecto, de contexto y de profesionales médicos.

Si la etapa previa a la redacción del plan de parto es imposible, si la negociación acerca de cómo se me va a tratar durante el parto se presenta difícil… el parto no se podrá desarrollar en las condiciones óptimas : le confiaría su auto a un mecánico que no acepta explicarle cómo va a componer la avería? la construccion de su casa a un arquitecto que no quiere aceptar sus sugerencias para el diseño de su futuro hogar?

Asimismo, descofíe de un médico que no está dispuesto a discutir en detalle cada acto que practica durante el parto y aún más si no es capaz de darle datos fiable y verificables acerca de cuántas episiotomías y cesáreas realiza por cada parto completamente natural.

La vulnerabilidad durante el parto : ‘señora, es por el bien del bebé’

Obtener la firma del médico en le plan de parto no es ninguna garantía. Llegado el día ‘D’, entre contracciones, hormonas, cambios de contexto (llegar a la maternidad) y la vulnerabilidad extrema que se vive como parturienta, cualquier palabra, cualquier acto pueden ser devastadores.

Cuántas madres han  manifestado su deseo por parir de una determinada manera, han recibido una respuesta positiva…. Para oirse decir en un momento dado « es necesario por el bien del bebé, el proceder a un monitoreo, una episiotomía, un fórceps… una cesárea… ». Qué madre encuentra el valor para oponerse a este tipo de sentencias cuando se ve sumergida el el torrente de sensaciones nuevas y poderosas que son un parto ? Tal vez el mayor desafío no reside en la obtención de la incorporación individual (o incluso sistemática) del plan de parto en la historia clínica si no en una EVALUACION colectiva de la aplicación de la voluntad de la madre y de la pareja.

Es que el concepto de plan de parto es el fruto de la ideología liberal : « cada individuo es capaz de construir su destino ». Pero ante el proceso de medicalización de la sexualidad femenina se requieren respuestas y medidas globales y sistémicas para garantizar que los cambios sean durables.

Un plan de parto por aquí y por allá no van a cambiar al mundo… La sistematización de la construcción de proyectos de parto tal vez resulten  ser un granito de arena en la maquinaria… a condición que se den los medios de evaluar su aplicación.

Publicités

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s

%d blogueurs aiment cette page :