Archive for octobre 2011

Nuestra Señora del Abismo

Ella aparece sin ser llamada. Por lo general, cuando algo no sale cómo esperado o cuando la realidad nos pone a prueba.

Sus frases preferidas son “Ya ves? Eso te pasa por querer salirte con la tuya”, “Tienes que sacrificarte”, “No pierdas el tiempo”…

Nuestra Señora del Abismo acecha, juzga, critica, mide, compara… Le encanta tener razón!

Pero no tiene nunca razón. Eso lo sé… y sin embargo, cuando aparece para susurrarme maldades, me cuesta responderle.

Durante mucho tiempo, cuando me daba cuenta de que ya estaba merodeando de nuevo, lo que quería es que se callara, no oirla… trataba de gritar más fuerte que ella, hacía esfuerzos por no oirla, le huía

Luego, quise refutarle una por una sus mentiras, desenredar sus trampas, demostrarle que estaba equivocada… Inútil: ella no razona es pura maldad irracional, envidia… Lo que es diferente a ella, no tiene derecho a existir.

Ahora, lo que mejor funciona es reirme de ella, burlarme inteligentemente… ella no entiende el humor, y no se ríe… pero si yo logro hacerlo, no me importa, he ganado.

Une longue pause!

Voilà, il est peut-être temps de rompre un long silence.

Un silence qui ne signifie pas qu’ecohumanist n’a plus rien à dire ! Pas du tout !

Parfois les silences sont des moments de maturation, des dialogues intérieurs qu’on ne peut rendre publics.

Il m’est arrivé, pendant ces longs mois de silence, de vouloir écrire… mais je n’arrivais pas  à trouver les mots.

C’est que parler de la mort d’un grand-père adoré n’est pas facile… comme ce n’est pas facile de trouver des mots pour décrire le moment où un petit bébé sort du ventre de la femme qu’on a accompagné pendant une partie de sa grossesse et de son accouchement…

Il s’agit d’un silence rempli d’expériences nouvelles… que j’ai enfin envie de partager avec vous !

lors,  bienvenu.e.s, une fois de plus !

Una larga pausa

Hace ya varios meses que ecohumanist está en silencio. No es que ya no haya nada más que decir, nada de eso!

A veces, es necesario establecer nuevos diálogos, con otros interlocutores.

A veces, el silencio es signo de maduración, de reorganización de las ideas… Sobre todo cuando se han vivido experiencias tan extremas como la muerte de un abuelo y el nacimiento de bebés (hijos de otras madres) que han escogido venir al mundo en los brazos de una.

Este silencio es un silencio de esos. Pero ya verán que tenemos mucho material que discutir.

Bienvenid@s de nuevo!

 

%d blogueurs aiment cette page :