Posts Tagged ‘cesárea’

Mitos de la salud, mitos de la medicina

En todo debate se corre el riesgo de la diabolización de los argumentos contrarios. La posibilidad de un diálogo constructivo solo es posible cuando se trascienden las emociones negativas que los argumentos contrarios pueden generar. Al ver el reportaje sobre el aumento de las cesáreas en el programa «Mitos de la salud » los sentimientos que me invadieron fueron de consternación, frustración y decepción.

Consternación porque hay una serie de afirmaciones que son falsas y que, presentadas por figuras que encarnan la autoridad (en este caso la autoridad médica y mediática), son percibidas por un público que, al no tener otras fuentes de información, las considera como verdaderas

La principal afirmación completamente FALSA que se ha expresado directa o indirectamente en el reportaje es que la cesárea es más segura que un parto vaginal. En realidad, ocurre todo lo contrario y artículos médicos de publicaciones científicas reconocidas mundialmente (en este caso el American Journal of Obstetrics and Gynecology) demuestran que hay mayores riesgos para la madre y el bebé en el caso de cesáreas electivas y programadas con respecto a partos por vía vaginal, incluso cuando estos también son programados (ver el artículo : http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16846577)

Frustración porque al lado de las afirmaciones simple y llanamente falsas, hay medias verdades o más bien, afirmaciones que sin ser falsas no son completamente verdaderas.  Según los médicos entrevistados, el sedentarismo de las mujeres urbanas sería la causa de mayores dificultades para parir. Hacen esta afirmación como si se tratara de la única explicación posible de un hecho que, efectivamente, parecer ser reconocido por estudios recientes (ver este artículo del antes citado American Journal of Obstetrics and Gynecology : http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0002937812002736). Sin embargo, para ser honestos y científicamente rigurosos, el sedentarismo como LA causa de las dificultades del parto puede ser considerado como una HIPÓTESIS, es decir, una proposición que debe ser demostrada para poder considerarla como científicamente válida. Dónde están las EVIDENCIAS -de cualquier disciplina cientifica- que demuestren que el sedentarismo es la causa de los partos más largos en ciertos contextos ? Como antropóloga soy sensible a la teoría del bipedismo como factor dificultante, pero la adqusición del mismo ocurrió hace 6 millones de años… no es suficiente para explicar las evoluciones actuales. También discutimos este asunto en el siguiente artículo.

De hecho, en el estudio más reciente y extenso -que ya hemos citado anteriormente-, la conclusión apunta más bien a los patrones de la atención (« suggesting that the prolonged labor is mostly due to changes in practice patterns »).

Otra hipótesis que es al menos tan válida desde el punto de vista científico que la del sedentarismo, sería que en el contexto de los partos institucionalizados (hospitales y clinicas) con una atención médica intervencionista las necesidades fisiologicas, psicológicas, culturales y afectivas de las parturientas no son respetadas (las mismas se han discutido en el siguiente artículo).

Decepción porque como feminista y profesional comprometida en la búsqueda de métodos que garanticen una mejor y mayor salud de la mujer, como militante laica comprometida en la difusión del libre examen que soy, me parece lamentable que se induzca en la mente de las personas ideas que por más científicas que se pretendan, son parciales y, por rende, intelectualmente deshonestas.

La deshonestidad intelectual me parece evidente cuando se presenta el dramático caso de Caroline Lovell, la activista australiana y defensora del parto en casa fallecida tras una complicación de su parto sin asistencia en casa es presentada como la prueba de que el parto vaginal es peligroso. Lo que ocultan en este reportaje es que esta mujer sufrió de la imposibilidad de ser atendida por una obstetriz durante su parto porque las nuevas leyes australianas sancionan la atención del parto en casa por parte de profesionales. Tampoco se informa del hecho que fue una obstetriz quien acudió varias horas luego del parto y urgió el traslado a un centro de asistencia. Su vida se sacrificó sobre todo porque en países como Australia y Hungría el parto en casa es visto como lo presentan en el reportaje : como un parto, por lo menos desaconsejable, cuando no como una aberración.

Sin embargo, un fallo de septiembre del 2010 de la Corte Europea de Derechos Humanos http://humanrightsinchildbirth.com/  insite en que el decidir las circunstacias (y el lugar) del parto son es un DERECHO que debe ser considerado y regulado por los estados en el sentido de crear un cuadro legal que permita el acompañamiento por profesionales. En el Ecuador, este derecho es respetado y esperemos que siga siéndolo.

No creo que se deba aconsejar a las mujeres el dar a luz sin anestesia ni de evitar una cesárea cuando hay signos de que el parto vaginal no está siendo la mejor opción. Al contario, en este artículo defiendo incluso que las mujeres puedan elegir dar a luz por cesárea si así lo desean. Siempre y cuando sea una decisión informada, sopesada y fundamentada en el deseo de la madre.

Pero mi práctica como acompañante del parto me ha demostrado que muchas de las cesáreas son IMPUESTAS a las pacientes por sus médico tras un procesos de manipulación. Muchas mujeres que he acompañado durante el embarazo y que deseaban dar a luz por vía vaginal se veían sometidas a una cesárea por razones discutibles desde el punto de vista médico.

Cuándo veremos un reportaje sobre otros mitos de la medicina como la necesidad de inducir un parto a partir de las 40 semanas, incluso cuando, tras exámenes rigurosos, el feto da signos de buena salud y las arterias y placenta parecen funcionar correctamente ? O sobre los misteriosos bebés que amenazaban con ser « demasiado grandes » para nacer vaginalmente y que, tras ser extraidos por cesárea programada, presentan signos claros de prematuridad ?

No creo en ningun castigo bíblico que justifique el someterse a un dolor innecesario. Sin embargo he visto de cerca cuán diferente es la percepción del dolor al vivir las contracciones estando inmovilizada en una fría camilla de un hospital y al estar sumergida en agua a la temperatura del cuerpo. En el primer caso es una tortura, en el segundo una experiencia intensa, pero sobrellevable.

Una útima palabra a los médicos amigos : quienes lo hacen basándose en el respeto absoluto de las necesidades de la parturienta y de su familia sabrán que las mujeres que confiamos en ustedes somos sus más fieles aliadas ante los intentos de descalificar su trabajo. Cuénten con nosotros, pero déjennos hablar por nosotras mismas.

Para los otros, que seguramente practican su arte convencidos de que hacen lo mejor, les invito a atreverse a oir a sus pacientes y entender sus necesidades. A veces la respuesta del miedo al dolor más adecuada y empoderante NO ES UNA CESÁREA, si no libertad, intimidad y compañía contínuas e incondicionales, una atención que se centre en sus necesidades y no en la autoridad y en las agendas de sus carreras.

Publicités

« Es que tuvo que ser cesárea porque… »

Una reunión amena entre amigas. Sale a la luz el tema parto. Conversamos sobre nuestras experiencias… pero resulté ser la UNICA en haber parido.

Tuvimos un « score » increíble : de 8 mujeres presentes 7 habían tenido cesárea.

La razón invocada por los ginecólogos fue la misma en 5 casos. Me parece interesante explorar si es pura coincidencia o si en otros casos sucede igual.

Gracias por ayudarme en esta encuesta!

🙂

Cesáreas innecesarias : la epidemia silenciosa.

Se considera que en menos de un 10% de partos la fisiología no basta para permitir que las cosas ocurran de manera segura para la madre y el bebé.

En estas excepciones, es necesaria una ayuda y, en muchos casos, esta ayuda toma la forma de una intervención quirúrgica : la cesárea.

Por qué entonces en algunos establecimientos la tasa de cesáreas sobrepasa el 80% de partos??? Por qué estas tasas elevadas ocurren en países en dónde precisamente los otros derechos sexuales y reproductivos de las mujeres son ignorados?

La cesárea es una cuestión de poder : es la encarnación del poder tecno-científico sobre el cuerpo de las mujeres. La materialización de las lógicas de una sociedad dehumanizada y concentrada en la eficacidad, en el control de los procesos biológicos y la lógica mercantil (un ginecólogo factura muchísmo más por una intervención quirúrgica que por la atención de un parto vaginal, fuera este natural o no).

En Holanda, el 30 % de los partos son en casa y la tasa de cesáreas es del 10% de los partos. El porcentaje de mujeres representantes en el parlamento holandés es de más del 40%.

En Brasil, la tasa de cesáreas rodeal el 30% y paralelamente, el porcentaje de mujeres presentes en el parlamento es de 9%.

Parir, una cuestión política? Sí señora!

Cesáreas, vacaciones y lógica hospitalaria

Tiene 30 años y es su segundo hijo. El primero tiene un poco menos de 2 años y nació por cesárea programada a la semana 39 de gestación. Por qué? Su médico consideró que era demasiado grande : su peso estimado era de 4kg.

Durante su segundo embarazo, se planteó la posibilidad de que el nacimiento se haga por via vaginal… pero llegadas las 33 semanas el peso del bebé « obligó » a planificar una segunda cesárea.

« Cesárea una vez, cesárea para  siempre? » Tal vez… en todo caso, las dos fechas programadas para la cesárea coninciden con la víspera de  vacaciones…

Pero no es todo : me cuenta que en la primera cita en la cual evocó con el ginecólogo el deseo de tener un bebé en un futuro cercano, éste le urgió que tome un seguro de hospitalización específico (que cubre bastante bien los gastos por intervenciones quirúrgicas y la estancia prolongada en la maternidad en la cual el trabaja).

En lugar de abordar el deseo de ser madre, los aspectos ligados a su salud reproductiva y su bienestar general (alimentación, planificiación del embarazo…)  la lógica mercantil se impone, desde antes del embarazo!

La tasa de cesáreas debería rondar el 10% de nacimientos… en algunos establecimientos es de 80%!!! Los picos de cesáreas programadas ocurren antes de los feriados y los fines de semana… en establecimientos privados y entre las mujeres que suscriben a un « buen seguro » hospitalario… Lógico, no?

Y si la salud perinatal estuviese organizada al rededor de las lógicas del cuerpo? Se multiplicarían los lugares en donde es posible parir (en lugar de concentrarlos y obligar a que los equipos médicos creen una organizacion casi tayloriana de los partos), los seguros médicos considerarían el parto fisiológico como la norma y adaptarían sus primas en función del respetod de la fisología y no en función del balance comercial…

%d blogueurs aiment cette page :