Posts Tagged ‘movilidad’

Dos meses sin auto: seguimos?

Todo empezón con una salida al cine.

Hacía años que no íbamos al cine, así que estábamos felices de haber podido dejar a los Demoños en casa de mi madre y de lograr, así, llegar a tiempo a escoger una función, comer algo sin tener que atender a comensales de menos de un metro y pasar un poco de « tiempo de adultos ».

Llegábamos casi al cine cuando el auto decidió que no nos habíamos portado lo suficientemente bien como para merecer ese pedacito de paraíso : el sistema de inyección colapsó. Parece que es una falla usual en ese modelo de auto.

La noche se terminó en una salida tardía a comer comida vietnamita…

Cuando se venció el contrato de auto de reemplazo del seguro (que nos ofrecía este servicio  por unos días), barajamos las opciones : comprar un carro de segunda mano, endeudarnos para comprar uno nuevo o… lo impensable : vivir sin auto!

De todas formas nos vimos obligados a prescindir del auto hasta encontrar otro, así que nos dimos un plazo para tomar una decisión. Compramos dos bicicletas, instalamos sillas para trasportar a los pequeñuelos y hasta un remolque para poder llevarles protejidos bajo la lluvia.

El clima de Bélgica no nos puso fáciles las cosas : las primeras vacaciones sin auto se soldaron en tres días de actividades al interior, en le otro extremo del país… Lamentable! Si no llegamos directamente al consesionario para comprar el primer modelo de auto disponible, es que ya pasamos « al otro lado ». Anti-consumo. Anti-auto. Anti-cuados?

Pues entre la bici y el uso del transporte público, caminamos mucho, hacemos ejercicio. En los desplazamientos que hacemos, podemos conversar, los niños pueden moverse con más libertad. Entran en interacción con otros niños o adultos. Es otro ritmo. Imposible improvisar (pero, la verdad, hace años que las posibilidades de improvización son muy pequeñas… siempre hay que pensr en las necesidades de todos… y ya hemos llegado al número crítico que nos hace pasar al rango de grupo restringido : 4). En las emergncias, hemos tomado un taxi o dos. Resulta relativamente caro, pero es para las emergencias, o sea muy ocasional…

Seguimos sin carro. Y muy contentos! Todos debería probarlo, aunque sea por una semana. Vale la pena!

Publicités
%d blogueurs aiment cette page :